Diez millones

Estrategia Fifí

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Existen ya muchas columnas que han tratado el tema de lo que se ha llamado ahora la "Resistencia Civil", "Movimiento Anti AMLO" o el "Movimiento Fifí".

Se han dado ya muchas explicaciones del porqué nace este tipo de resistencia, desde las que serán las próximas versiones oficialistas que señalan que todo movimiento de oposición o de crítica al gobierno entrante está patrocinado por las fuerzas oscuras comandadas por Darth Vader (quién quiera que sea el que el #AbueloObrador cree que esté detrás de la máscara) hasta aquellas que dicen que existe un gran descontento o desencanto por las políticas, decisiones y actos incongruentes que el presidente electo y su equipo han mostrado como la nueva forma de gobernar.

Pero lo cierto es que esta resistencia nace y busca organizarse tratando de llenar el enorme hueco que los partidos políticos de oposición y líderes sociales han dejado.

Los partidos con el pretexto de la necesidad de "reflexionar" sobre la aplastante derrota que sufrieron y después con el pretexto de las elecciones de los dirigentes que administrarán las migajas que les pueda dejar la derrota, los militantes de esas instituciones se han enfrascado en feroces batallas internas para hacerse del control de los partidos olvidándose de los ciudadanos.

La mayoría de los líderes de la sociedad civil al parecer han optado por guardar silencio tratando de no llamar la atención de las hordas del Mesías Tropical, para así ganar tiempo y poder encontrar un espacio en donde el poder destructor del Macuspano no los pueda alcanzar, medir sus fuerzas y tratar de entender cuál va a ser la lógica con la que los recursos federales serán administrados y asignados a sus respectivas ONG's.

Ante este silencio sepulcral de los líderes sociales y los partidos de oposición y a la evidente libertad sin restricciones con la que ahora se maneja el #AbueloObrador, ha generado esta angustia por el abandono en el que han dejado a los ciudadanos que ven las políticas del gobierno que está próximo a entrar en funciones, como ocurrencias erráticas y sin sentido, perciben un peligro real para ellos y el país en general, sin que haya nadie que pueda defenderlos o al menos representarlos.

Este sentimiento de abandono ha hecho reaccionar a los ciudadanos que buscan distintas y variadas formas para organizarse y defenderse, grupos de discusión y análisis, de activismo que denuncia lo que consideran equivocado o peligroso en el proceder del Mesías, grupos que se organizan ya sea en la vida cotidiana o en las redes sociales.

La dificultad es que los grupos que ofrecen resistencia no encuentran una estrategia común, cada grupo es un mundo con prioridades diferentes, en donde encontramos desde el interés real por lograr hacer oir su voz con la finalidad de corregir los absurdos planteamientos que el electo y sus futuros colaboradores hacen, pasando por personajes que buscan establecerse como líderes improvisados en busca de posibles remuneraciones, o hasta grupos en donde el único objetivo es el ataque indiscriminado.

Todos estos intentos para enfrentar los desvaríos de un presidente electo y su equipo de transición han sido muy variadas y con diferentes niveles de creatividad.

Hemos observado grupos que día a día dedican su tiempo a hacer críticas ácidas a cada una de las declaraciones improvisadas del #AbueloObrador y sus colaboradores, en señalar cada una de sus incongruencias.

Otros han generado proyectos como el de la votación "lúdica paralela" que pretendía ridiculizar a la consulta ciudadana del Macuspano, y a pesar de que tuvo una regular publicidad en las redes sociales terminó siendo un fracaso por la falta de una estrategia que le pudiera dar continuidad políticamente, solo se buscó ridiculizar sin ningún plan a largo plazo, además de que no previeron que cualquiera que fuera el resultado de la consulta el #AbueloObrador haría lo que ya tenía planeado.

O proyectos que en un plan más serio convocan a 3 marchas independientes de protesta pero en contra de la decisión de detener el Aeropuerto de Texcoco y con tan poca coordinación que los grupos organizadores convocan dos para el mismo día.

Las marchas tienen objetivos muy similares, pero como cada grupo ve el mismo problema de manera diferente deciden no unificarse y ser cada uno competencia del otro.

Una tercera marcha, que probablemente sea la más concurrida, pero que no afecta en nada al gobierno que va en camino de la toma de posesión, antes de concretarse ya la llaman la "Gran marcha de los Fifís".

Tres futuros fracasos más en la lista.

¿Por qué la oposición no puede hacer oír su voz? por el individualismo, porque copia todo del grupo que está ahora a punto de tomar el poder, porque no tienen objetivos ni estrategias claras a mediano y a largo plazo, porque los líderes que deberían estar dando la cara por soberbia, ahora están contando las migajas que el #AbueloObrador no pudo recoger.

Lo triste es que se está desperdiciando la oportunidad que representa toda la confusión que hay en Morena y en la casa de transición del #AbueloObrador.

Lo patético es que de no haber organización la división y el caos en las filas de la oposición ciudadana solo benefician, y mucho, al nuevo presidente electo.

A partir del primero de diciembre la posibilidad de constituirse como un frente opositor firme y con estrategia definida se verá disminuida drásticamente porque los militantes de Morena en el poder serán despiadados y trataran de aplastar sistemáticamente cualquier intento de disidencia.

Si los partidos políticos de oposición no toman su papel frente a los ciudadanos o no aparece un verdadero líder que apoyado en los ciudadanos acote a las hordas delirantes del nuevo gobierno, respalde a las instituciones que los mexicanos nos hemos dado, de certeza y esperanza a los ciudadanos que no votaron por el #AbueloObrador el futuro serán 6 largos años de errores y desmantelamiento de lo construido.