Son Fifís porque lo digo yo

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

En los últimos días los desplantes del Presidente Electo el #AbueloObrador han girado al rededor de su insistente manía de querer contextualizar su actividad como si fuera ya un héroe nacional.

Repite y repite que él encabeza un hecho histórico que es digno de quedar registrado en los libros de historia como un parteaguas entre lo malo y lo bueno, entre la oscuridad y la luz en donde evidentemente el personifica la luz y la bondad.

Al parecer su mente como una licuadora ha mezclado las imagenes e idearios de Jesús el Nazareno, la ideología del Che Guevara, la imagen bonachona e ingenua de Francisco I. Madero, algunos toques de sabor a Mahatma Gandhi y el espíritu encuestador de Pilatos.

Busca que su nombre sea inscrito con letras de oro en la Cámara de Diputados por encima de cualquier otro héroe nacional.

Como hasta el momento no ha visto que el pueblo lo reconozca como ese héroe mítico que quiere encarnar para pasar a la historia como el artífice de un mundo nuevo y maravilloso, entonces se ve en la necesidad de declarar insistentemente que él encabeza ese cambio que cree históricamente el más importante de la vida del México que conocemos.

La desesperación es tal que hasta antes de empezar su mandato ya busca señalar y perseguir a sus enemigos.

Todo aquel que no acepte que el #AbueloObrador es el héroe que rescatará al país de una catástrofe y pesadilla que solo él ve está condenado a ser parte de las Filas Fifís que luchan por destruirlo.

El se imagina que si triunfa su imagen será recordada como la de un Redentor que vino a salvarnos, y si algo sale mal su alucinación preferida es verse como un martir que como el Arcangel Gabriel luchó contra el terrible monstruo de la injusticia.

Durante su gobierno no descansará en hacernos ver los paralelismos que hay entre el #AbueloObrador y cada uno de los héroes nacionales y religiosos que su afiebrada mente le señale.

Todos ahora somos Fifís, los que no votamos por él y los que si votaron pero que ahora se sienten defraudados por lo que están viendo.

Ahora ya no seremos la oposición sino los enemigos de él y de la patria.

Alega que todo aquel que no piense como él es Fifí, no hay puntos intermedios, el delirio ya está en su cabeza y será atizado por la burbuja que rápidamente se está creando a su rededor y que le dibujará una realidad fantástica en donde él es el cuasi Dios.

Burbuja que le impide ver que de este lado donde la realidad es lo que es, su imagen y legado se deterioran a la velocidad con la que hace declaraciones.

La sociedad ya sabe el resultado de la encuesta del aeropuerto, los ciudadanos solo esperan saber cómo enfrentará el descrédito de haber dejado aflorar al Pilatos, para después correr a lavarse las manos y enseguida acusar al pueblo de su desafortunada decisión.

Nos esperan 6 años de nepotismo, traiciones, purgas, persecuciones y censura.

Somos Fifís porque lo dice él.

 

@EnriqueDavilaV